Nos adentramos en la historia de la magia de la mano de unos de los grandes ilusionistas de todos los tiempos, David Copperfield. Se trata de un libro muy especial, al que merece la pena dedicar el tiempo. Ha sido cuidado hasta el más mínimo detalle, a nivel de presentación. La calidad de las fotografías hechas por Homer Liwag, el tipo de papel y la encuadernación son desde luego inmejorables. Siento detenerme en este aspecto, pero es que me encanta que se ponga atención en estos puntos porque desde luego es algo a favor y que hace que gane mucho el libro.


Ahora me voy al contenido, que estoy seguro que es lo que todos quieren saber, primero que nada como ya habrán deducido, no es un libro traducido, está íntegramente en inglés, no sé si en un futuro optarán por sacar a luz, una edición diferente en varios idiomas, pero a fecha de hoy es la única existente. Tras abrir sus páginas haremos una visita guiada por el museo de David Copperfield y nos vamos a encontrar con un total de 28 capítulos dedicados a grandes ilusionistas de la historia y a sus geniales creaciones, tomando como punto de partida, el primer libro en inglés dedicado a la magia “the discovery of witchcraft” publicado en 1584 escrito por Reginald Scot, con explicaciones detalladas a nivel científico y racional de fenómenos que se creían sobrenaturales. 


Seguidamente conoceremos a Robert-Houdin y sus creaciones: misteriosos relojes, el famoso naranjo, la pastelería en la que un chef preparaba las tartas favoritas del público o devolvía el cambio exacto a una cantidad de dinero que se le daba, la suspensión etérea.


Disfrutaremos con Maskelyne,  que incorporaba la magia a pequeñas obras como “Will, the Witch and the Watchman”, en ella tomaba especial relevancia una caja con un secreto cuyo descubrimiento sería muy bien recompensado. 


Nos encontraremos con la figura de Alexander “the Man who Knows”, al que acudían las personas para encontrar el amor, solucionar sus problemas de negocios y que a lo largo de su carrera consiguió amansar una buena cantidad de dinero y fue considerado uno de los magos más ricos del mundo. Sin embargo, la persona detrás del personaje creado deja tras de sí un laberinto de irregularidades.


Nos adentraremos en la obra del Profesor Hoffmann, de sus escritos entre ellos cuadernos secretos,  cartas que han influenciado en la historia de la magia. La peculiaridad de sus cuadernos radicaba en la P de privado, dando a entender que esa parte, en concreto,  que escribía, carecía del  permiso para exponer los secretos. 


Veremos también a Buatier de Kolta, un excéntrico mago que fue inventor de varios ingenios mágicos entre ellos su famoso dado que crecía, cuyos derechos fueron adquiridos por Houdini, que presentó en una de sus giras. 




Sabremos más sobre la figura de Harry Kellar, que llevó a cabo varias actuaciones la final del 1800 y  principio del 1900. Se cree que la figura del mago de Oz está inspirada en su persona. Según se cuenta Maskelyne tuvo un desencuentro con él, en relación a una levitación creada cuyo secreto quiso saber Kellar, pero Maskelyne se negó a revelárlo. Entonces Kellar, de alguna forma consiguió obtenerlo y acabo presentando su propia versión. 


Nos fascinaremos con la magia de Adelaide Herrmann, una de las precursoras de la figura de la mujer como maga,  más allá de la figura de la mujer como partenaire. De hecho, durante su carrera animó a otras mujeres a estudiar el arte del ilusionismo, publicando artículos en los que mostraba como presentar los efectos, recibiendo cartas que le pedían consejos, que ella contestaba con gusto. Muchas de sus ilusiones eran con grandes aparatos y animales. 


Sabremos acerca de Malini, un mago cuyas habilidades y personalidad, le permitieron adentrarse y codearse con la alta sociedad, convirtiéndose en una persona muy aclamada y solicitada, incluso con admiradores, entre ellos Dai Vernon. 


La historia de Chung Ling Soo, cuyo final es aún recordado y cuyo efecto fatídico es hoy en día realizado por múltiples magos. 


La lista de ilusionistas que aparecen es amplia, no quiero dejarme atrás a Houdini, Thurston, Okito, Dante, Blackstone, Cardini, Arthur Lloyd, Dell O’ Dell, Channing Pollock, Richiardi, Richiardi Jr. Al Koran, Doug Henning y Dai Vernon. 


Además en este libro no solo encontraremos figuras de la magia también sabremos acerca de libros como el experto en la mesa de juego, cuya autoría es todo un misterio, o veremos tiendas como Martinka’s, Tannen’s (el museo cuenta con una reproducción de la famosa tienda)


Características


David Copperfield


Richard Wiseman

David Britland


Fotografías 


Homer Liwag


Tapa dura


256  páginas



Nos adentramos en el universo de los talleres de magia, de la mano de un gran conocedor de los mismos,  el Profesor Ráferty. 


El libro que tenemos en nuestras manos, no es un libro cualquiera, se nota no solo la dedicación puesta en cada una de sus páginas, sino también la experiencia vertida de muchos años. Se siente desde el primer momento en que se empieza a hojear, hay bastante material y está todo muy pero que muy bien cuidado para que el lector que se encuentre con ganas de aprender sobre este tema, vea resueltas todas sus dudas. 


Nos encontramos con capítulos que hablan sobre la disposición del lugar, los materiales necesarios para llevar a cabo los talleres, los tipos que existen,  porque uno de primeras puede pensar que todos son iguales, y se deben manejar de la misma manera, pero aquí te dejan claro que va a depender del número de participantes, de si están implicados los adultos,  repercutiendo en cómo se trabajará, la duración de los mismos- 


Otro punto que he encantado ha sido como se presenta la estructura del taller, sabiendo en todo momento, el proceso ha tener presente desde que se inicia hasta que se termina. Es casi como un mapa o guión que te ayuda a encarar esta aventura cuando uno comienza e incluso para los que ya están subidos al barco y quieren tener una visión diferente y renovadora a la hora de impartir los talleres que venga realizando. 


Como no, nos pone  una selección de juegos que podemos realizar, juegos que llaman la atención tanto a grandes como a pequeños. Y por si fuera poco, nos regala una serie de plantillas con material para poder realizarlos. 


Me gusta especialmente que no se deja nada en el tintero, se nota la sinceridad, la forma de encarar cada capítulo, la selección de los apartados. El libro en si es cómo un taller para aprender a dar talleres. Lo recomiendo encarecidamente para aquellos que lo han tenido en mente durante mucho tiempo y no se han sentido capaces de dar ese gran paso. El Profesor Ráferty ha abierto su mochila de viaje y nos ha descubierto todo el potencial que hay dentro, solo falta decidirse a mirar dentro y prepararse a vivir la aventura. 


Características

El Profesor Ráferty

Tapa blanda

191 páginas

Autopublicación


Hoy en esta nueva entrega, nos vamos a detener un buen rato porque hay mucho que contar. Se trata de una publicación que salió a la luz el año pasado, una publicación con bastante contenido en el que merece la pena zambullirse. 


En Fobos o lo que nunca me contaron, encontraremos una serie de artículos teóricos,  concretamente 12, escritos por grandes figuras de la magia a nivel internacional y que han querido volcar toda su experiencia, aportando muchos consejos tanto para aquellos que están comenzando el viaje,  como para los que ya llevan un gran bagaje a cuestas. 


Ricardo Sánchez, nos conduce por un camino de autodescubrimiento, planteándonos la creación de una magia única, haciéndonos ver que todo tiene un proceso, que las obras que vemos no nacen así como así de la nada, sino que si las desmenuzamos, nos vamos a dar cuenta que hay un crecimiento, un progreso desde su inicio hasta su “fin”. Habla de las condiciones, de lo ambiciosos que queremos ser y de cómo nos frenamos a la hora de llevar a cabo nuestro acto, porque dichas condiciones no son las idóneas para nosotros. Nos impulsa a hacer magia, ver lo mínimo que necesitamos para hacerlo y seguir adelante. 


Woody Aragón, invita a la reflexión para crear una magia más personal. Dándonos a conocer cómo fue su acercamiento y crecimiento dentro de este arte. Haciendo hincapié en sus inicios y en su posterior transformación, partiendo de como hacía juegos conocidos a la vez que irradiaba un aire tamariziano, hasta acabar desarrollando su magia, otorgándole un estilo propio.


Giancarlo Scalia y Giovanni Abramo, nos abren la puerta al juego, al uso de las técnicas mágicas pero también teatrales, comunicativas y expresivas, para ser capaces de mostrar nuestras emociones, generándose una energía diferente a la que solemos usar en nuestro hacer cotidiano.


Jaime Figueroa, dibuja algunas escenas de la magia que como bien dice son casi inventadas. Viajando desde los inicios de la humanidad hasta la actualidad en la que estamos inmersos. Con su simpatía y creatividad nos transporta a su mundo y nos hace esbozar una sonrisa a través de sus ideas. 


Miguel Ángel Gea, se presenta para hablarnos de la creatividad, de cómo todos somos creativos aunque no por ello se deduzca, que las ideas de unos y otros, tengan la misma calidad u originalidad. Nos aconseja saltar el obstáculo del conformismo porque es un freno para el proceso creativo, por eso aboga por arriesgar, superar los miedos, estar en constante cambio. Me gusta especialmente cuando expone el concepto de ser permeable e impermeable a lo externo, y los tipos de creatividad.


Luis Otero, indaga en las presentaciones y los fenómenos mágicos. Especialmente cabe recalcar una frase en la que explica que debemos entender cuál es el fenómeno mágico que queremos hacer sentir en la audiencia porque de ello se verán influenciadas nuestra presentación y nuestras acciones. A partir de ahí, nos muestra la importancia de la ficción y los tipos de presentación que podemos encontrarnos. 


Miguel Gómez, profundiza en uno de los aspectos que seguro que a muchos les intriga, el ensayo en la magia. Lo divide en como es el ensayo para aquellas personas que tienen el ilusionismo como un entretenimiento y  para los que son profesionales. Es un artículo para leer y releer. En este caso me quedo con una frase que también él remarca : “ la emoción no está en lo que haces, ni en cómo lo haces, sino en lo que sientes tú cuando lo haces”. 



Miguel Muñoz, enseña cómo prepararnos tanto en casa como de cara a la actuación. Abordando una serie de rutinas, hábitos que él lleva a cabo y que le han servido a la hora de salir a escena: con respecto al material, la planificación (organizando el tiempo y siendo constantes), tipos de ensayo, la práctica y la formación. Desde luego este artículo es un complemento ideal al anterior. 


Javi Benítez, pone a nuestra disposición un botiquín repleto de herramientas para trabajar nuestros nervios, miedos, preocupaciones, para estar presentes, para comunicar. Regalándonos anécdotas como la de Frakson, que desconocía por completo , cuando tuvo que actuar frente a un público nada complaciente, desde luego todo un ejemplo de caballerosidad y templanza. 


Pipo Villanueva, nos brinda la oportunidad de desarrollar la confianza, relatándonos sus vivencias, sensaciones y mostrándonos un camino que como él dice nos puede enriquecer y hacer crecer, pero a través de la dedicación, el estudio y la práctica.


José que soy yo, tiene un artículo de los que apasionan, trata sobre el misterio, la emoción y el acto mágico, Habla de la inteligencia racional y emocional y de como transcendiendo una llegamos al misterio y que la emoción juega un papel fundamental en todo el proceso. Hace casi un estudio sobre los tipos de emociones y acaba contagiándonos el amor por la búsqueda de lo artístico.


Hernan Maccagno, analiza con minuciosidad todos los entresijos que envuelven a los fallos tanto en lo referente al personaje, la comunicación, el show. Recreando los orígenes de dichos fallos con el mago como un agente ajeno a ellos, y también como el causante de los mismos, y el impacto que pueden llegar a causar en el público. 


Todo un libro que sin duda alguna,  debería estar en las bibliotecas de cualquier mago. Saludos Mágicos Canarios y hasta la próxima parada mágica. 


Características


Tapa blanda 


Editorial qimera


291 páginas